Tips de Cocina Vegetariana

Tips de Cocina Vegetariana

Sustitutos del huevo

 

A continuación te ofrecemos una serie de recetas para utilizar en platos dulces o salados que requieran huevo para su elaboración.

TOFU: El tofu es excelente para sustituir a los huevos en platos en los que se necesiten muchos como, cremas, pudines, quiches, flanes, etc. También se puede utilizar 1/4 de vaso de tofu blando triturado para reemplazar un huevo. Hay que recordar que aunque el tofu no sube, cuaja muy poco y no tiene la textura esponjosa propia de los huevos batidos, sí que puede dar una cierta consistencia a alguna preparaciones. Algunos ejemplos son las “mayonesas” elaboradas a partir de tofu, o los revueltos.

ensalada_de_tofu_y_ejotes_con_curry_rojo

ALGUNAS OTRAS OPCIONES:

  • 1 huevo = 2 cucharadas de postre de levadura en polvo + 1 cucharada sopera de aceite + 2 cucharadas soperas de agua
  • 1 huevo = 1 cucharada sopera de semillas de linaza remojadas durante 1 hora en 3 cucharadas de agua y trituradas
  • 1 clara de huevo = 1 cucharada sopera de copos de agar disuelta en 1 cucharada sopera de agua, batida, reposada y vuelta a batir
  • 1 huevo = ¼ de puré de tofu blando + 1 cucharada sopera de harina
  • 1 huevo = 2 cucharadas soperas de almidón de papa o de maíz
  • 1 huevo = 2-3 cucharadas soperas de copos de puré de papa
  • 1 huevo = ¼ de vaso de puré de papa
  • 1 huevo = ¼ de vaso de puré de calabaza cocida al vapor
  • 1 huevo = 2-3 ciruelas peladas y trituradas
  • 1 huevo = 1 plátano triturado
  • 1 huevo = ¼ de vaso de compota de manzana.

Sustitutos de carne

 

¿No sabes qué usar para sustituir la carne de tu plato favorito?

Los sustitutos de carne a base de vegetales han mejorado muchísimo, tanto en sabor como textura, desde que aparecieron las primeras hamburguesas vegetales, debido a la creciente demanda de estos productos. Las “falsas carnes” están elaboradas normalmente a partir de proteína de soja o de trigo (gluten) y se pueden adquirir frescos, secos o congelados.

Tofu: Usado en China desde alrededor del 200 a.de C., es un ingrediente indispensable en la cocina Asiática. Se obtiene de la haba de soja remojada, hervida, triturada y filtrada, y cuajando el líquido obtenido.
Aunque de sabor muy suave, el tofu absorbe los sabores de los ingredientes con los que se prepara.
Se suele encontrar empaquetado con agua y refrigerado. Antes de usarlo es conveniente secarlo, envolviéndolo en un trapo o dejándolo en un colador con algo pesado encima durante unos 20 minutos, y ya estará listo para tomar o para cocer.
En cuanto a texturas, hay dos tipos de tofu: firme, para cuando nos interesa cortarlo en diferentes formas, y blando o “silken tofu”, que es menos consistente. Así, para asar, freír o saltear es mejor usar el firme y para elaborar salsas, cremas, purés o pasteles, es más adecuado el blando.
Si se desea una textura más dura también se puede congelar el tofu de 2 a 24h y descongelar antes de usarlo.

Tempeh: Es un alimento tradicional indonesio elaborado con habas de soja fermentadas y granos de cereales. A diferencia del tofu, elaborado a base de licuado de soja, el tempeh contiene habas de soja enteras, lo que lo hace más denso y manejable.
Se puede tomar en bocadillos, ensaladas, asar o añadir a platos de verduras, pastas, arroces, etc…

Proteína de soja texturizada: Se presenta en varios tamaños y hay que hidratarla poniéndola a remojo en agua o caldo vegetal unos 20 minutos antes de cocinarla. Con el tamaño fino se pueden preparar salsas, canelones, lasañas, albóndigas, hamburguesas, etc., y con el tamaño grande estofados con verduras, currys, etc.

You Might Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *